Saltar al contenido

Análisis completo del irrigador dental Waterpik WP 100

Waterpik WP 100

La salud es lo más importante que tiene el ser humano durante su vida. Esto se fundamenta en lo siguiente: si nosotros no contamos con un buen estado de salud que sostenga la estabilidad de los procesos internos de nuestro cuerpo, simplemente dejaremos de existir, moriremos.

En un caso menos extremo, si alguna de estas funciones presenta un rendimiento deficiente, una o muchas de las acciones que ejecutamos en la vida diaria se llevarán a cabo de modo igualmente deficiente o no podrán darse. Puede darse también el caso donde seamos víctimas de afecciones de duración y/o dolencias variables, pero que nos impidan desenvolvernos normalmente en sociedad.

Para evitar esto, tenemos medicinas o víctimas a nuestro alcance para que, en el momento en que sintamos cierta debilidad, recurramos a ellas y a la “bendición” que resultan ser.

El perfeccionamiento de la técnica y una liberalización en cuanto a la obtención de productos y las restricciones de mercado ha permitido que las empresas desarrollen mercancías cada vez más personalizadas y orientadas a satisfacer los gustos más particulares de las personas.

Nosotros nos hemos convertido en el centro de prácticamente todas las actividades económicas de compra y venta porque, al parecer, todos los bienes que hallamos en los mercados están destinados a satisfacernos directa o indirectamente.

El ser humano es uno de los principales motores de la actividad económica, y eso deviene en una especial atención por parte de las empresas para que nos sintamos a gusto con lo que ellas tengan para ofrecer.

El hogar no podía escapar de esta lógica. Seguramente te has dado cuenta de que existen versiones “inteligentes” de cosas que están en tu casa desde que tienes uso de razón. También puede darse el caso de artilugios que no encajan en el modelo clásico que tenemos sobre qué es una cosa o cuáles cosas debería contener una casa común y corriente.

Al principio, a lo mejor no estés adecuado o adecuada a eso, sin embargo, a medida que vayas sopesando las ventajas inherentes de la tecnología en comparación con los elementos analógicos, o cómo productos “novedosos” que han surgido prácticamente de la nada se vuelven en parte indispensable de tu vida, será casi imposible para ti no entregarte a esas delicias técnicas.

La esencia de la vida es el cambio, es lo único constante en ella. Si es así, ¿por qué resistirse? Lo nuevo desplaza lo viejo, no puede evitarse. A continuación, te presentaremos un objeto que preserva este principio. Lo mucho que ha surgido entre las opiniones de la gente dan fe que estamos hablando de un producto que ha venido para quedarse. Vamos a hablar un poco sobre irrigadores dentales.

¿Qué es un irrigador dental?

Los irrigadores bucales son productos que nos ayudan a mantener una salud bucal sana y presentable ante la sociedad, al igual que lo hacen nuestro clásico cepillo de dientes y enjuague bucal. Una vez hayas terminado de cepillarte los dientes y de aplicarte el enjuague bucal, cuentas con la opción adicional de limpiar tu boca con un chorro de agua caliente o tibia de presión variable proveniente del irrigador.

Esto te brindará una capa de protección y enfermedades o degeneraciones bucales como pueden serlo las caries o el mal aliento. Como existen irrigadores dentales tanto para ubicaciones fijas como baños, así como aquellos que permiten ser desplazados, ellos asegurarán que tu boca esté limpia en todo momento y lugar.

Los irrigadores dentales están cobrando cada vez más popularidad entre las personas. Debido a que es un producto relativamente nuevo, los fabricantes han abierto una oferta implacable y casi ilimitada de productos al mercado que fácilmente pueden llevar al comprador no curtido en estas dinámicas a saturarse de información. Recomendaciones con respecto al uso/cuidado de los irrigadores.

Características de un irrigador dental

  • Los irrigadores dentales funcionan a base de la expulsión de un chorro de agua caliente desde su depósito que pasa a través de un pequeño tubo que puede ser flexible o no. Esta agua caliente de presión mediana es dirigida a partes específicas de la dentadura, por lo general aquellas donde quedan residuos de alimentos después de las comidas.
  • Los irrigadores dentales pueden ser autónomos o fijos. Los del primer tipo, comúnmente llamados irrigadores de viaje ofrecen una presión de agua menor y un depósito reducido debido a que están precisamente diseñados a su traslado cómodo y seguro. Ellos incluyen la salida de agua y el depósito en una única pieza. Los irrigadores fijos, por otro lado, cuentan con dimensiones más amplias ya que no están destinados a la movilización; el depósito y la salida de agua, partes separadas entre sí, tienen dimensiones más amplias que el tipo anteriormente señalado. Naturalmente, requieren un montaje previo en el sitio donde vayan a ser usados.

Modelo de irrigador dental Waterpik WP 100

El Waterpik WP 100 es el modelo específico de irrigador dental que será el centro de nuestra guía de compra. Cuenta con un depósito de agua de 600 mililitros con su respectiva tapa. Podrás limpiar con facilidad tus dientes sin tener que recargar de manera continua.

Este modelo incluye dos irrigadores dentales, un cabezal para el cepillo de dientes, y una boquilla para que limpies tu lengua. Además, tiene 1 Plaque Seeker para la higiene interdental, 1 Pik Pocket para alcanzar las partes periodontales y 1 cabezal ortodóncico para eliminar todos los residuos de alimentos que puedan producir la indeseada caries dental.

Tiene dos tipos de salida de agua que te ayudarán a limpiar tus dientes como gustes, pero sin sacrificar su integridad y siempre debajo de tus preferencias.

El primer tipo de salida es de chorro, que otorga una mayor presión y por ende una mayor sensación de limpieza. Este tipo de salida expulsa una mayor cantidad de agua. El segundo tipo es de salida a pulsaciones que tú mismo podrás regular; este tipo es ideal para focalizar la acción en áreas determinadas.

Criterios de evaluación

Creemos que estos aspectos te ayudarán a “alzar vuelo” en cuanto a la formación de un criterio valorativo y adquisitivo propio con el cual podrás evaluar desde tu propia perspectiva y experiencia la serie de modelos que aparecerán tanto en los supermercados o tiendas cercanas a ti como en los catálogos en línea.

Los aspectos a continuación y su posterior explicación, pensamos, servirán como “luces guía” para las personas que no están acostumbradas a comprar irrigadores dentales Obviamente, aparte de los aspectos que vamos a reseñar a continuación, hay muchos que han de tomarse en cuenta para que la compra que vayas a realizar sea mejor de acuerdo con tus disponibilidades y en cuanto a lo que ofrece el mercado.  

Salida del agua

Averigua, mide, y compara la fuerza del chorro de agua entre los distintos irrigadores dentales que tienes en mente. Es bueno que el chorro presente una presión decente como consecuencia de que lo pueda hallarse atorado entre tus dientes puede tener distinta naturaleza, forma, y tamaños.

Sin embargo, tienes que considerar dicha presión en cuanto a la fortaleza dental, es decir, la dureza de tus dientes. Si has experimentando cierta debilidad dental en días anteriores, a lo mejor quizás debas pasar de utilizar el irrigador hasta tanto tu odontólogo de confianza realice indicaciones.

Comodidad de uso

El irrigador que vayas a comprar tiene que ser cómodo y manejable para que el chorro de agua llegue a todas las partes de tu boca que tú consideres convenientes y necesarias de revisión. Por otro lado, asegúrate de que los parámetros de la presión del agua estén bajo tu control para que tú decidas la fuerza con la cual tu boca será limpiada; ambos aspectos están íntimamente vinculados con la boquilla del irrigador.

En cuanto a los modelos que cuenten con depósito, la manguera a través de la cual pasa el agua debería tener una extensión adecuada para que no se enrede. Préstale especial atención también al tamaño del depósito de agua. Entre mayor sea, menos necesidad tendremos de recargarlo continuamente. Esto se aplica exclusivamente a los modelos fijos.

Relación marca-precio

Siempre va a haber marcas con mayor específico en el mercado que otras, y ese peso específico nos indicará una especie de valor simbólico que tomaremos en cuenta al momento de comparar los distintos productos.

Sin embargo, así como las marcas de mayor jerarquía tienen un mayor peso específico, el precio de sus productos será igualmente enorme por el valor simbólico que hemos mencionado con anterioridad. Si eres un comprador audaz, sabrás que, si escarbas lo suficiente, podrás encontrar productos hechos por marcas “inferiores” que presentan una mejor calidad y un precio inferior a los productos promovidos por marcas más “importantes” o “serias”:

Frecuencia de uso

Como todas las cosas, los irrigadores dentales empezarán a mostrar señales de deterioro después de un número determinado de aplicaciones. Entre más los uses, más pronto empezará a ocurrir dicho deterioro.

Teniendo esto presente, debes tomar en cuenta si utilizarás tu adquisición de modo previo a “ocasiones especiales” que ameriten un tratado bucal importante y perfecto, o si planeas usarlo diariamente, más de dos o tres veces al día. En esta pregunta se inserta también la importancia la inclusión o no de piezas de repuesto dentro de la compra.

Conclusiones

Los irrigadores dentales son una potente ayuda en cuanto a nuestra salud bucal. Si todavía te quedan dudas con respecto a cuán limpios quedan tus dientes después del cepillado y de la aplicación del enjuague bucal, podemos asegurarte de que todas esas dudas e interrogantes quedarán resueltas una vez empieces a utilizar irrigadores dentales. Esperamos que esta guía de compra haya sido de tu agrado. Recuerda siempre que la decisión queda de tus disponibilidades financieras y tus gustos personales.