Saltar al contenido

Los mejores tubos LED del mercado según su relación calidad-precio

Tubos LED

La forma de iluminar nuestros hogares y nuestro comercio ha evolucionado con los años. Antiguamente, eran pocas las posibilidades que había en cuanto a iluminación; los tubos LED o tubos de luz fluorescente lineal (Luces fluorescentes lineales) era el más utilizado y esto se debía a que ofrecían una buena calidad de luz constante. A día de hoy siguen siendo una de las fuentes de luz con mayor eficiencia y cuya vida útil es bastante larga.

Las lámparas T8, por ejemplo, utilizan un 40% menos de energía que las de formato superior, las ya extintas T12. Pero ahora existe una alternativa a estos tubos fluorescentes que aportan más ventajas y mejores condiciones lumínicas como instalar dos tubos LED en paralelo o como conectar dos tubos en serie; hablamos de los tubos lineales de reemplazo LED (T8 LED), que garantizan una mejor eficiencia con un consumo más bajo.

Última actualización el 2018-08-07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Tubos T8 LED

Es posible que seas una de esas personas reacias a los cambios. Al fin y cabo si algo funciona, ¿Por qué cambiarlo? En el caso de los tubos T8 LED, te garantizamos que el cambio es bastante notable. A continuación vamos a ver algunas de sus ventajas.

Para empezar, una de las más importantes: Los tubos de esta categoría no contienen mercurio a diferencia de los  fluorescentes convencionales. Esto hace que sean menos nocivos y mejores para el medio ambiente ya que no están sujetos a ninguna carga para el reciclaje.

Son regulables en intensidad pudiendo determinar la cantidad de luz que queremos en cada momento. La regulación de luz con los tubos fluorescentes era bastante costosa y obtenía unos resultados muy irregulares.

A diferencia de los tubos fluorescentes que tienen una iluminación uniforme, los  LED aportan una luz direccional para que iluminen exactamente la zona que necesites. Esto te permite focalizar la luz en un punto en concreto, para que ilumines sólo lo que necesites y no desperdicies luz en espacios innecesarios.

Pueden funcionar perfectamente con sistemas de control de luces como sensores de proximidad o temporizadores de apagado y encendido. Estos sistemas no eran del todo beneficiosos para los tubos fluorescentes ya que estar constantemente apagando y encendiendo acortaba la vida de los mismos. El apagado y encendido en los sistemas LED no influye en absoluto, pudiendo apagar y encender las veces que queramos sin que afecte en su rendimiento.

Los tubos T8 LED son más eficientes que los fluorescentes convencionales, hasta un 30% más. Además, la calidad de luz que ofrecen los de tecnología LED es más variada, pudiendo elegir distintas temperaturas de color según lo necesites y con una cadencia uniforme y permanente. Esto con los tubos fluorescentes no ocurría ya que a menudo teníamos esos “parpadeos” y conforme se iba agotando la vida del tubo la cadencia de la iluminación se tornaba más tenue haciendo que tuviéramos que forzar la vista.

También cabe destacar la vida útil de los tubos T8 LED, que suele ser de unas 50.000 horas, mientras que las de los fluorescentes oscilan entre 25.000 y 30.000 horas, dependiendo del fabricante.

Bien es cierto que estos cuentan con un menor ratio de lúmenes por vatio que las lámparas fluorescentes, pero no tienen punto de comparación, ya que los LED pueden llegar a trabajar con menos lúmenes y es debido a lo que comentamos anteriormente, la direccionalidad de la luz, que hace que puedas concentrar la luz donde lo necesites, por lo que también significará un ahorro importante en el consumo mientras que los fluorescentes desperdician algo de luz debido a su radio de iluminación que hace que iluminen lugares innecesarios. Queremos decir con esto que no debemos obsesionarnos con la potencia y los lúmenes, ya que lo importante es tener iluminada la zona que necesitemos.

Como único y más importante inconveniente destacamos el precio, que en ocasiones puede ser hasta cinco veces mayor el de los tubos T8 LED que el de los fluorescentes. Eso sí, aunque el desembolso inicial sea bastante largo, debido a la larga vida de uso y al bajo consumo, a la larga lo amortizarás e incluso notarás ahorro en las facturas. No obstante es importante sentarse un momento y hacer cuentas para ver si en nuestra situación particular es rentable o no y realizar una inversión inicial en tecnología LED para nuestro negocio u hogar.

Sabiendo esto, si te has decidido a dar el salto a la tecnología LED y quieres sustituirlos por los tubos fluorescentes, a continuación te resumimos las diferentes características que debes tener en cuenta a la hora de elegir y qué prestaciones debes buscar.

Diferentes opciones 

En la actualidad hay tres tipos de tubos LED T8, perfectamente válidos para cualquier hogar o negocio. Podemos diferenciar estos por la manera en que interactúan con las resistencias, ya que los tubos fluorescentes dependen al 100% de estas mientras que para los LED no son necesarias.

El funcionamiento de los tubos fluorescentes precisa una ráfaga de alta tensión que acciona su funcionamiento y que precisa de unos instantes para regular la potencia que llega al tubo. En el caso de los LEDs, se activan por un controlador que además ofrece un abanico de posibilidades en cuanto a tamaños y modos de luz.

Vamos a hablar un poco de estos tres tipos de tubos LED T8

TIPO A:

Integran un controlador que opera con la resistencia existente. Su funcionamiento se produce gracias a que cuentan con un conductor interno que se basan en las resistencias para hacer que las luces y luminarias funcionen.

Ventajas:

Su instalación es sumamente sencilla ya que no requiere de ningún tipo de modificación u obra. Es tan simple como sustituir uno por otro. Así de sencillo.

Desventajas:

Al operar igual que los tubos fluorescentes y depender en parte de la resistencia, las funciones como la regulación de luz y el ahorro energético están algo limitadas, por lo que la vida útil también será más corta.

Puede que te encuentres con problemas de compatibilidad ya que no todos valen y tendrás que informarte del fabricante y modelo de tu luminaria para ver si son compatibles con este tipo de LEDs.

TIPO B:

Son dotados de un controlador interno que va conectado al voltaje principal.
Con estos tubos LED nos olvidamos de las resistencias, ya no existen dentro de la luminaria y se nutren gracias a la energía que llega mediante un cable directo a la toma de corriente.

Ventajas:

Al eliminar las resistencias, no existirá pérdida alguna de potencia por lo que son más eficientes que las de tipo A. Esto implica a su vez un coste menor de mantenimiento a largo plazo.

Desventajas:

Es necesario modificaciones eléctricas que, aunque no sean excesivamente complicadas, hay que realizarlas .Se trata de eliminar la resistencia y adaptar las conexiones de los cables a la nueva toma Para esto hay que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad en cuanto a niveles de tensión y tener en cuenta el recableado, lo que conlleva un tiempo de instalación y unos supuestos costes en caso de que nos lo haga un tercero.
También, estos LEDs tienen pocas posibilidades de regulación de luz.

Tipo C:

Cuentan con un controlador remoto.
Estos tubos utilizan para encender el LED un controlador remoto. Al igual que con los anteriores, se eliminan las resistencias lo que conlleva a que tengamos que hacer alguna modificación eléctrica, no obstante es una modificación mucho más segura y sencilla que en el caso anterior ya que hablamos de un conductor de baja tensión, el cual va conectado a la toma de corriente y no al voltaje de línea. Esto logra que un mismo conductor pueda a su vez alimentar a varios tubos  de forma similar a como funcionan los tubos convencionales de resistencia y lámpara.

Ventajas:

La eficiencia es muy superior, encontrándose en el top con respecto a cualquier otro tubo LED T8.
La compatibilidad es muy alta y tienen mayor funcionalidad, sin presentar ningún tipo de inconveniente en la regulación de luz y sistemas de control de iluminación, haciéndolos bastante precisos para regular el tipo de luz exacta que necesitamos en cada momento.

Desventajas:

Estamos hablando de un sistema top y eso conlleva unos costes de instalación más elevados. No obstante, verás recuperada esa inversión con el tiempo puesto que gracias a la eficiencia de estos LEDs notarás un ahorro considerable en el consumo.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir el mejor tubo LED T8?

Independientemente del tubo LED T8 que vayamos elegir, hay un par de cosas primordiales que debemos tener en cuenta antes de realizar la compra:

La garantía

Muchos de los tubos LED T8 cuentan con una garantía de tres años, que para la vida útil que presumiblemente debe tener esta tecnología, lo consideramos insuficiente. Recomendamos optar por tubos que cuenten con una garantía aprobada por la DLC de cinco años.

El voltaje

Aparecerá impreso en el embalaje del tubo y muchos especifican que son aptos para 120 o 277 voltios o que sólo funcionan con un máximo de 240 voltios. Es necesario conseguir un sistema T8 LED que cubra de 120 a 277 voltios.

Diagrama de conexión

Indiferentemente del tipo de tubo que escojas para tu hogar, oficina, departamento u otra instalación; es importante que dentro del empaquetado traiga consigo el diagrama de conexión que te muestre como instalarlos correctamente. Así sabrás la manera exacta de colocar tu adquisición según el tipo de conexión energética que tengas en el recinto y por supuesto según el tipo de especificaciones que tenga el tubo, ya que de nada sirve tener un artículo de última generación en cuanto a especificaciones si dentro de su empaquetado no trae el respectivo diagrama de conexión.

Ahora que ya conoces todos estos datos y dependiendo de las necesidades que quieras cubrir en tu casa o negocio, podrás sopesar mejor si te conviene sustituir tu sistema de iluminación por los tubos LED T8, pero teniendo en cuenta su eficiencia, la cantidad de funcionalidades, su vida útil y el bajo consumo que ofrecen, creemos que es una elección bastante acertada.

A continuación te dejamos tres opciones de luminarias y tubos LED que pensamos tienen una excelente relación calidad precio y pueden serte de utilidad si definitivamente das el paso:

Tubo LED SODIAL T8 de 60 centímetros

El modelo más económico que hemos encontrado que realmente cumple con sus expectativas y con un precio inmejorable. Este tubo LED T8 de luz blanca ofrece un rango de potencia de 90 – 240V. El ahorro de energía que supone este tubo LED está por encima del 60% de lámparas convencionales, por lo que el ahorro será significativo a largo plazo.
Por si fuera poco, está catalogado como “producto verde” es decir, es respetuoso con el medio ambiente. Un producto realmente bueno por algo menos de 10 euros.

Tubo LEd T8 de 120 cm

Este tubo es fabricado con un cuerpo de aluminio y su difusor está hecho de policarbonato. Estos son materiales de muy buena calidad, por lo tanto, su nivel de duración es superior. Al igual que el resto de las descripciones, se logra un ahorro de la energía eléctrica en un 60%. No percibirás parpadeos de luz y enciente inmediatamente. Sus susttución es sencilla, no necesita ningún mantenimiento y garantizan un buen rango de duración.

Última actualización el 2018-07-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Comprar la luminaria Airfal D0053L de dos tubos LEDs.

Un sistema de iluminación muy versátil que ofrece una muy buena cantidad de luz. Debido a sus materiales es apto para interiores y para exteriores, soportando temperaturas de entre -15ºC y 45ºC sin afectar en absoluto a su funcionamiento, por lo que podemos considerarla una luminaria “todoterreno”. Por supuesto también tiene un consumo muy bajo a pesar de contar con dos tubos de 120 centímetros, los cuales tienen la potencia suficiente para iluminar completamente cualquier trastero o garaje sin que la luz llegue a molestar.
Su montaje e instalación son bastante sencillos y por el precio que ronda (entre 20 y 25 euros) no vas a encontrar nada igual.

Última actualización el 2018-07-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Mejor Tubo LED T9 circular PandaCom.

Este es un tubo LED de esos que llamamos “para toda la vida”, pues tiene una vida útil estimada de 40.000 horas. Se trata de un tubo LED de anillo de 30 centímetros de diámetro, con 20W de potencia que proporciona una correcta iluminación en todo el habitáculo. Está catalogado en la clase de eficiencia de energía con el rango más algo; A++ por lo que su consumo es mínimo.

El tiempo de reacción desde que pulsamos el interruptor de encendido hasta que se enciendo completamente es prácticamente 0. Construcción sólida y de fácil sustitución, aunque como ya hemos dicho, pasarán muchos años antes de que tengas que sustituirlos.
También es un producto respetuoso con el medio ambiente, y como única pega ponemos el precio, alrededor de 60€, pero teniendo en cuenta el ahorro que conlleva debido a su bajo consumo y la cantidad de horas de duración que ofrece, no es realmente tan caro.

Última actualización el 2018-07-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

[Total:1    Promedio:1/5]