Saltar al contenido

¿Cuáles son los mejores taladros de columna del mercado?

En el siguiente artículo vas a encontrar lo que, tras analizar unos cuantos modelos, consideramos que son los mejores taladros de columna que puedes encontrar a día de hoy ofertados en el mercado y los que te servirán para la mayoría de situaciones.

La función de esta herramienta es básicamente hacer agujeros en metales, que es para lo que se originó en un principio. No obstante, en la actualidad es usado para trabajar en muchos materiales distintos y raro es el taller que no cuente con uno. A raíz de esto, han ido surgiendo muchos accesorios para este tipo de taladro como distintas brocas o plantillas para realizar distintos tipos de agujeros.

Se han convertido en herramientas muy versátiles y es por esto por los que hay mucha variedad en el mercado.

Varían según su tamaño: los hay que puedes montarlos sin problemas en cualquier superficie o banco de trabajo y también los hay de un peso y tamaño superior que requiere de espacios más propicios para su colocación.

También, dependiendo del modelo y la gama, la potencia de estos taladros puede variar estando algunos pensados para trabajos de tipo artesanal y/o pequeños trabajos domésticos y otros que son puramente industriales capaces de perforar cualquier cosa. A continuación vamos a analizarlos para facilitarte las cosas a la hora de tomar la decisión de cuál debes adquirir.

¿Cuál es el mejor taladro de columna del mercado?


De entre toda la variedad existente en cuanto a taladros de columna hemos seleccionado 3 modelos de los que hemos tenido la oportunidad de probar y han sido puestos a prueba por personal cualificado para poder darte una opinión más clara y fiable.

Pero antes de meternos con los modelos vamos a citarte algunas características que debes tener en cuenta para elegir entre los mejores taladros de columna. 

¿Cómo es el funcionamiento?


Como ya hemos dicho, el uso de este tipo de taladros es para hacer agujeros en superficies. Uno de los problemas principales que se presentan al utilizar esta herramienta es dejar la llave en el mandril, lo que hace que la broca no quede bien sujeta y los agujeros no sean todo lo precisos que deberían, pero no te preocupes, a continuación te dejamos algunas sugerencias para hacer que tu taladro tipo columna te dure muchos años en un estado óptimo:

  • No debes sujetar con la mano la pieza o broca que hayas puesto en el taladro,: debes usar siempre el soporte, ya no porque se pueda deteriorar la pieza o el taladro en sí, sino por nuestra propia seguridad.
  • Trabaja siempre que sea posible con un bloque V: son más precisos y sostienen mejor las piezas con las que trabajamos.
  • Asegúrate de centrar la pieza y cerciorarte varias veces de su colocación antes de realizar el agujero.
  • Dependiendo del material que vayas a taladrar, asegúrate de ajustar la velocidad adecuada.
  • No debes dejar la llave de sujeción puesta ya que podría entorpecer el trabajo.
  • Bajo ningún concepto debes forzar la posición natural del taladro : si ves que por la posición no llega a lo que quieres perforar, es posible que necesites otra herramienta distinta.
  • Como cualquier herramienta, debe mantenerse siempre alejada del alcance de los niños.

Ventajas de comprar el mejor del mercado 

Confiabilidad y precisión


Estas son las principales características que un taladro vertical nos ofrece, mismas que te hacen recapacitar sobre la importancia del taladro de columna dentro de tu hogar. Se pueden hacer agujeros específicos simplemente tirando hacia abajo y acompañando al movimiento de la trayectoria. Esto hace que el agujero sea preciso y justo en el lugar señalado, sin que tengamos que preocuparnos de nuestro pulso.

Diferentes ratios de multieje


Aunque pueda parecer una tarea sencilla a priori, realizar un agujero puede tomarte tu tiempo si quieres hacer un agujero preciso y centrado. Realizarlo con un taladro manual o con cualquier otra herramienta es mucho más complicado  ya que requiere de mucha precisión y pulso para hacerlo justo con el ángulo que deseamos y además debemos tener una precaución extra. Sin embargo, con un taladro vertical podremos hacerlo sin esfuerzo y sin preocupación alguna, sabiendo que el agujero se realizará de forma recta y con el ángulo deseado.

Potentes motores


Estos taladros verticales cuentan con motores lo bastante potentes como para hacer perforaciones en los materiales más resistentes. ¿Podemos perforar materiales duros con un taladro manual? Sí, pero entra en juego nuestro pulso y destreza y puede generar algún accidente que dañe el material o peor aún, a nosotros mismos.

Estos taladros de columna son imprescindibles en los talleres de carpinteros, mecánicos o herreros ya que ahorran una gran cantidad de tiempo y esfuerzos además de garantizar resultados precisos.

Versatilidad


A pesar de que su función principal es realizar agujeros y su uso es bastante simple, estos taladros son muy versátiles ya que hay muchísimos tipos de brocas para según qué trabajos. Poder regular la angulación, la potencia y la altura de la perforación abre un gran abanico de posibilidades que podemos realizar con nuestro taladro vertical.

Seguridad


Al ser una herramienta que lleva su base fija e incorporada, garantizan una seguridad que un taladro manual no tiene. Un taladro de columna te garantiza una precisión y seguridad a la hora de operar gracias a sus palancas de presión, donde podrás controlar en todo momento la fuerza que quieres ejercer en el material y sin ningún tipo de peligro para nuestra salud.

Hay veces que dependiendo del material, éste puede desprender algunas virutas que salten, pero prácticamente todos los modelos traen una pantalla protectora que evitan que salgan disparados, consiguiendo así que el trabajo sea mucho más limpio.

¿Cómo se usa un taladro vertical?

Ahora que ya tenemos claras algunas nociones básicas sobre los taladros verticales vamos a ver algunos consejos para el uso de esta herramienta.

Elegir un diámetro correcto

Puede parecer una obviedad pero el tamaño y el tipo de broca es importante a la hora de hacer una perforación; Hay brocas específicas para madera, para metales y para otros materiales diferentes y cada una tiene su peculiaridad.

Antes de proceder con el agujero debemos cerciorarnos bien del tamaño que queremos ya que pasarnos un poco puede suponer la ruptura del material o algún tipo de holgura en cualquier sujeción. Aunque un taladro vertical sea una herramienta muy precisa, si el técnico que lo manipula pasa por alto este tipo de detalles el resultado del trabajo puede no ser satisfactorio.

Ajustar la profundidad del agujero

Podemos ajustar la profundidad para ver hasta dónde queremos que llegue la perforación. Para esto se puede regular la profundidad de inmersión del husillo como la altura del cabezal. En algunos modelos las medidas vienen preestablecidas y en otros podremos ajustarlas libremente mediante una serie de mordazas.

Fijación de la pieza que estamos trabajando

Una vez ajustada la profundidad, ahora debemos fijar la pieza que vamos a trabajar. Es importante que quede bien sujeta. Hemos hecho mucho hincapié en que los taladros verticales son una herramienta muy precisa pero si la pieza que vamos a perforar no está bien sujeta a la base puede que el agujero no quede exactamente como queremos.

Para fijarla y alinearla en la posición que queremos, la base del taladro o la mesa con la que trabajamos suele tener unas marcas de referencia. Recomendamos cerciorarte bien de que la pieza está bien sujeta y realizar una prueba con el taladro apagado para verificar que la incisión se hará exactamente donde queremos.

Accionamiento del taladro

El paso final es, una vez hayamos realizado todas las comprobaciones y estemos seguros, ponerlo en funcionamiento y bajar el cabezal hasta que la broca toque el material. A partir de ahí dejar que el taladro haga su trabajo y nunca forzar la posición ni ejercer más presión de la cuenta. Es preferible dejar que el taladro se tome su tiempo en hacer el agujero antes que forzarlo y exponernos a que pueda romperse la pieza, la broca o incluso el motor del taladro vertical

¿Cuáles son los tipos de taladros que existen?

Como ya hemos mencionado, hay muchos tipos de herramientas para perforar y hacer agujeros. Para según qué tipo de trabajo convendrá más usar una u otra. Vamos a hacer un repaso a los diferentes tipos que existen.

Taladro inalámbrico portátil 


Estos taladros son eléctricos y funcionan con baterías recargables, generalmente de iones de litio o níquel-cadmio. Debido a esto, su potencia es limitada y los que tienen una potencia algo superior consumen muy deprisa la batería.

Como ventajas tenemos que podemos usarlo en cualquier parte sin depender de una toma de corriente. Su manejo es muy sencillo, se cambia de broca fácilmente y son compactos y fácilmente trasportables.
La desventaja es la potencia y la dependencia de la batería. Si lo necesitamos en un momento puntual y las baterías están descargadas no podremos disponer de él.

Taladros pequeños


Son taladros de dimensiones reducidas pensados para algún uso esporádico. Su velocidad es regulable y suelen tener las mismas características que los taladros manuales corrientes, con la salvedad de que tienen un tamaño más reducido. Los hay tanto eléctricos como de batería y la gran mayoría cuenta con funciones de atornillar y desatornillar.

El clásico e indispensable taladro vertical


Son de los que llevamos hablando durante todo el artículo. Taladros acoplados a una base que hacen que tenga un movimiento fijo, haciendo que el agujero sea preciso y recto sin ningún tipo de esfuerzo. Su capacidad de regulación hace que las posibilidades de hacer el agujero sean muy numerosas, tanto en ángulo como en profundidad o tamaño.

Los taladros verticales son los más precisos y seguros. Cuentan con una potencia considerable para hacer orificios en casi cualquier material por muy duro que sea. Basta con seleccionar la broca y la velocidad adecuada para según qué situación.

Como desventaja citamos que es una herramienta muy específica que sólo sirve para realizar agujeros en piezas. No es apta para perforar paredes u objetos de gran tamaño, por lo que en este aspecto está algo limitada.

A continuación te dejamos con la selección de los tres que hemos considerado los mejores en cuanto a prestaciones y relación calidad – precio. Sin duda, de lo mejor que encontrarás en el mercado y que esperemos que te sean de ayuda para decidirte por qué taladro de columna adquirir para tu casa o taller.

El mejor taladro de columna Einhell BT-BD 401

El primer taladro que nos llamó la atención por sus prestaciones y por su relación calidad precio es el Einhell BT-BD 401, un taladro que, por el precio que tiene (alrededor de 90€) cumple perfectamente su cometido sin el menor problema y con una potencia más que suficiente para perforar cualquier material en cualquier trabajo que realicemos.

Eso sí, este taladro está pensado para particulares, para hogares o pequeños talleres. Aunque bien podría sobrevivir en una nave industrial su uso no está pensado para cargas de trabajo muy elevadas y prolongadas.
Sus características técnicas son muy positivas: cuenta con 350W de potencia.

Tiene un regulador de revoluciones con cinco niveles distintos que van desde 580 a 2.650 revoluciones por minuto. La corona del portabrocas es dentada para una mayor fijación de la broca. Lleva un protector de metacrilato abatible  para evitar que salten virutas. Podrás regular el tope de profundidad para una perforación más exacta así como también la altura de la mesa.

Viene en una sólida base de metal que da una sensación de robustez y seguridad la cual podrás atornillar a una mesa de trabajo para una fijación perfecta y cuenta con un interruptor de encendido y apagado con accionamiento de tensión cero para evitar posibles accidentes.
Por este precio tienes un magnífico taladro de columna que nada tiene que envidiar a los de gamas superiores.

Un verdadero chollo: el taladro Fox F23-921 PLUS

El siguiente en la lista es el taladro de columna Fox F23-921 PLUS, que al igual que el anterior, es un taladro vertical pensado para uso doméstico y pequeños talleres. Su motor dispone de una potencia de 350W con poleas metálicas, bastante aceptable para perforar casi cualquier tipo de material. Su mando tiene 3 palancas ergonómicas que harán muy fácil y cómodo su manipulación, pudiendo ejercer la presión exacta a la hora de bajar la broca, consiguiendo así agujeros más limpios.

Cuenta con 12 velocidades de perforación que van desde 500 a 2.500 revoluciones por minuto. Esto es bastante bueno ya que hay materiales que pueden dañarse y requieren de unas velocidades más cortas para no deteriorarlos.
Su tamaño es algo más compacto que el anterior por lo que la posibilidad de trabajar con piezas más grande se reduce un poco.

No obstante el espacio de trabajo que tiene es muy amplio y salvo piezas muy grandes con el resto no tendrás problema. Por supuesto puedes regular la altura de la bandeja con total libertad e incluso rotarla 360º.
Cuenta con una pantalla transparente antivirutas y un interruptor de seguridad en caso de parada de emergencia.
En general, un taladro vertical compacto pero robusto, con buena potencia y muy buenas prestaciones por el precio que tiene (alrededor de 110€).

Taladro de columna industrial Salki – Proxxon 2228124

Un taladro vertical todoterreno según las opiniones de los usuarios: con un peso de unos 10 Kg y unas dimensiones compactas, este taladro vertical es capaz de perforar acero de hasta 10 mm de grosor sin apenas esfuerzo. Sorprende que con un voltaje y una potencia eléctrica inferior a los anteriores (230 voltios y 200 vatios) tenga tanta capacidad de perforación.
Cuenta con un sistema de velocidad variable la cual podemos ir regulando a nuestro gusto según requiera el trabajo que estamos realizando.

Este taladro vertical es apto para cualquier lugar de trabajo, ya sea el garaje de casa para hacer trabajos domésticos, un taller pequeño o incluso naces industriales para un uso continuado, el Salki – Proxxon 2228124 puede con todo.

Por ponerle alguna pega diríamos que por su tamaño compacto y poco peso, en ocasiones da sensación de poca seguridad, pero está fabricado de materiales robustos y podemos fijar la base a una mesa de trabajo, por lo que es un problema con fácil solución.

Este taladro es muy versátil, fiable y duradero. Sus características y todo lo que puede ofrecer justifican su precio (sobre unos 350 €). Por algo lo hemos incluido en el top.

[Total:0    Promedio:0/5]