Saltar al contenido

Todo lo que debes saber sobre un preparador de biberones

Cuando llega un bebé nuevo a la familia es toda una bendición. Todas las alegrías que nos proporcionará este nuevo integrante son sencillamente innumerables. Los niños tienen algo especial que les da un toque único e inigualable a nuestras vidas.

Sin embargo en sus primeros días y meses de nacidos suelen ser bastante traumáticos para los padres, especialmente para la madre, ya que debe desvelarse durante varios días para amamantar y darle el biberón que necesita el bebé para desarrollarse fuerte y sano.

A raíz de este cansancio es que surgieron los preparadores de biberones, de tal forma que cuando el niño tenga hambre lo único que tengamos que hacer es darle el alimento ya hecho. Así tendremos un mayor descanso y más energía para atender a nuestro hijo.

¿Cuánto dura un biberón preparado a temperatura ambiente?

En reiteradas ocasiones la madre deja el biberón preparado afuera del refrigerador, para cuando el infante le dé hambre pueda ingerirlo a tempera tibia. No obstante muchos especialistas han descubierto que esta práctica no es tan saludable.

Los pediatras recomiendan que una vez que el biberón esté hecho debe guardarse en el refrigerador, ya que este alimento es muy delicado y suele contaminarse con mucha facilidad. Al guardarlo en la nevera es importante que vigiles que rebase las 24 horas, a partir de allí hay que desecharlo.

Una vez que esté hecho no se debe recalentar bajo ninguna circunstancia. Se dice que en este proceso aparecen las bacterias que pueden afectar a nuestro bebé y como sabrás ellos aún son muy propensos a adquirir cualquier padecimiento debido a su nulo sistema inmunológico, con lo que es importantísimo estar al tanto de los detalles.

¿Cuántas veces se debe preparar el biberón?

Los primeros días es necesario darle cada tres o máximo cuatro horas para asegurarnos que reciba  la cantidad de alimento necesario para su edad y tamaño, de esta forma te asegurarás que ingiera los gramos mínimos necesarios.

Luego de las dos primeras semanas puedes bajar un poco la dosis, siempre y cuando el pediatra te indique. Por lo general suele ser a demanda, es decir, el mismo bebé te indicará cuando tenga hambre.

¿Cuánta cantidad es necesaria?

Esto dependerá del apetito del pequeño, ya que algunos suelen quedarse satisfechos con menos cantidad que otros. Sin embargo, los especialistas recomiendan comenzar con 30 mililitros e ir estudiando las necesidades del bebé. Si luego de terminarlo queda alerta o se despierta antes de las tres horas será necesario aumentar la dosis hasta que quede lleno.

Preparar biberón a bebé recién nacido

El alimento que ingieren los bebés en sus primeros meses de vida es fundamental para que crezcan sanos y fuertes en el resto de su niñez.  Principalmente el pecho de la madre debe ser suficiente en las primeras semanas, sin embargo  es necesario complementarlo con algún suplemento recomendado por los especialistas.

Pasos para preparar el biberón al recién nacido:

Los primeros días es necesario darle el biberón cada tres o máximo cuatro horas para asegurarnos que reciba  la cantidad de alimento necesario para su organismo.

 

  • Primero que todo, escogemos la leche indicada para el bebé. En las instrucciones debe señalarse para niños entre 0 a 6 meses.
  • Posteriormente el doctor te indicará las medidas exactas de agua mineral hervida que debes agregar al biberón.
  • Ahora añadiremos la cantidad de leche en polvo que nos sugirió el doctor.
  • Tapamos el envase y a continuación agitamos la mezcla de una manera suave pero sostenida.

 

Si tienes que hacer varios biberones, te recomendamos que dejen que se enfríen de forma natural, luego la colocas en el refrigerador hasta que sea la hora. En ese momento es necesario que lo vuelvas a calentar ya que bajo ninguna circunstancia los bebés pueden tomar el biberón frío.

¿Qué biberón puedo utilizar?

En el mercado existen diferentes marcas para las necesidades de todos los pequeñitos.

Por lo general la diferencia que tienen es en el largo y ancho, que permiten ajustar de una forma más precisa la cantidad de agua que se necesita, mientras que los segundos son más sencillos de limpiar.

También existen dos tipos de materiales, los de vidrio o los de plástico. Aquí tendrá relación los gustos de cada padre o madre a la hora de adquirirlos.

¿Qué tipo de leche es la recomendada?

Es necesario entender que la mayoría de leche para bebés que venden en el mercado suelen tener las mismas propiedades y características, con lo cual no es necesario que te hagas un nudo escogiendo una marca en particular.

Sin embargo, estos productos se dividen en dos tipos:

 

  • Inicio:  van dirigidos exclusivamente para niños recién nacidos hasta los seis meses de edad. Poseen unos nutrientes específicos para ellos.
  • De continuación: Dirigidas para los niños de seis meses en adelante.
  • Fórmulas especiales: Están indicados para los bebés que haya nacido con algún problema de estreñimiento, sin lactosa, etc.

 

Todos estos productos están hecho en base a la leche de vaca, lo que sucede es que se le agregan algunas variaciones porque ellos aún no pueden consumir directamente este líquido.

Preparador de biberones beab

Ya vimos lo que necesitas para preparar correctamente un biberón para tu bebé. Seguramente pensarás todo el tiempo que pasarás simplemente haciéndolo, ya que según los especialistas un recién nacido puede comer entre 6 a 8 veces al día durante sus primeros meses de vida.

Es así como han surgido una serie de herramientas y productos que nos facilita la preparación del biberón; se trata del preparador de biberones beab

Este producto es 3 en 1, ya que te permite conjugar tres funciones en un solo sitio: calentar, baño maría y esterilizador.

Con él lograrás tener la mezcla lista para tu bebé en tan solo 60 segundos, sin tener que realizar todos los procedimientos que te mencionamos anteriormente. Puedes calentarlo gracias a que en su parte superior posee los elementos necesarios para dejar el biberón a la temperatura idónea.

Si esto no te convence, posee además un esterilizador portátil, especial para que puedas mantener todas las partes del biberón totalmente limpios. Su capacidad es de hasta tres piezas y la puedes usar como guarda biberones para mantener todo en su lugar.

¿Cómo puedes utilizarlo?

  • Debes aplicar el agua correspondiente a temperatura ambiente en el biberón, para luego depositarla en el compartimiento de calentamiento del equipo.
  • Luego haremos el mismo procedimiento con la leche en polvo, agregando la cantidad necesaria y la añades en el lugar señalado. Seguidamente presionamos el botón.
  • Luego de esperar unos minutos y que el producto emita el sonido correspondiente, agregaremos la leche en polvo y el agua en nuestro biberón, asegurándonos que la temperatura sea la idónea.
  • Probablemente queden algunos residuos de agua depositada en el compartimiento, podemos secarlo con un trapito o inclinar el aparato hasta que quede totalmente limpio.

¿Es imprescindible este producto?

Definitivamente es una herramienta que te ayudará a agilizar el proceso de preparar el biberón a tu bebé, ya que son varias veces al día que tendrás que realizarlo, con lo cual te ahorrará un tiempo enorme que lo dedicarás para tu merecido descanso.

No obstante no es un elemento indispensable en el proceso, así que tienes la opción de elegir qué es lo mejor para ti y tu bebé.

Preparar biberón con agua mineral

Preparar correctamente el biberón a nuestro bebé puede ser de gran importancia, ya que de aquí nos aseguraremos que el pequeño crezca sano y fuerte, según los indicadores que nos dé el especialista.

Cada utensilio debe estar impecable, ya que los recién nacidos son propensos a adquirir cualquier enfermedad o bacteria debido a que su sistema inmunológico aún no está del todo desarrollado.

Veamos a continuación cómo debes preparar el biberón a tu bebé con agua mineral:

  • Primero que todo, es importantísimo vigilar que la superficie donde hagamos el biberón se encuentre totalmente limpio y libre de cualquier agente maligno.
  • Luego de que la superficie esté lista, toca el turno de lavarnos bien las manos y brazos con agua y jabón para luego secarse con una toalla desechable.
  • Si usamos agua mineral, no es necesario hervirla, ya que las empresas desarrolladoras de estos productos siguen al pie de la letra unas instrucciones emitidas por organismos internacionales para que estén limpias y preparadas para el consumo humano.
  • Lo vertemos en el biberón. Seguidamente según las indicaciones del producto agregaremos la cantidad de leche en polvo de acuerdo a la cantidad de agua.
  • Finalmente, luego que estén todos los ingredientes agitamos suavemente durante unos minutos hasta que la mezcla esté hecha.

Para enfriar el biberón podremos colocar el envase en una taza con agua y hielo y lo dejaremos actuar por unos minutos hasta que llegue a una temperatura ambiente.

¿Y si no tengo agua mineral?

Si decides no usar agua mineral, sino agua directamente del tubo, es necesario que la hiervas antes de aplicarla en el biberón, ya que por lo general suelen tener sales minerales que son extremadamente dañinos para nuestros pequeños.

Última actualización el 2020-04-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados