Saltar al contenido

Almohadilla eléctrica ¿Cuál es la mejor?

Naturalmente, se busca cierta sensación de comodidad “superficial”, en el sentido de que las personas queremos sentirnos bien en un grado o aspecto no vinculado necesariamente con nuestra subsistencia, sino con nuestros gustos personales. Eso está bien, todos tenemos preferencias que queremos satisfacer con agrado y plenitud. Si estamos solos en nuestras salas de estar, y de repente entra una ola de frío por la ventana, decidimos coger una manta cercana y taparnos lo más que podamos en orden de conservar nuestra temperatura, sin embargo, no hacer esto no nos condenará a la muerte ni mucho menos, aunque sí pudiéramos ser susceptibles a sentir un “frío de muerte”.

Tenemos varias alternativas para prevenir esto, pero hoy venimos a tratar una en particular. A lo mejor no estés enterado de ella, pero confiamos en que, una vez hayas terminado de leer esta guía, estarás ansioso por hacerte con una de estas. Hoy, vamos a hablar sobre las almohadillas eléctricas.

Comparativa Almohadillas Electrónicas más Vendidas

Una almohadilla eléctrica es una variante tecnológica de la almohadilla tradicional a la cual todos nos hemos familiarizado, pero que cumple la función que ella, que es la de conservar y aumentar nuestra temperatura corporal. El funcionamiento varía entre modelo y modelo, pero una regla general es que emitan calor por medio de varillas insertadas en el interior de ellas. Aparte de esto, existen modelos de almohadillas eléctricas que incluyen funciones para realizar masajes. Esto se logra gracias a vibraciones de la propia almohadilla.

Las almohadillas eléctricas son un producto más de la creciente ola de innovación del siglo XXI y de cómo el mercado, ha aprovechado esto para ofrecer productos cada vez más personalizados y detallistas enfocados en las necesidades de los potenciales clientes. Ellas aspiran a ser la combinación perfecta entre los servicios tradicionales ofertados por las almohadillas que todos conocemos, y el resultado del perfeccionamiento de las técnicas de la actual Revolución Tecnológica.

Características de una almohadilla eléctrica

  • Las almohadillas eléctricas son excelentes si la calefacción del sitio donde te encuentres resulte ser insuficiente o si no hay calefacción en lo absoluto. En ese sentido, puedes hallar las almohadillas eléctricas una fuente de calor que, no fallará en su misión y que te mantendrá en un rango corporal estable.
  • Algunos modelos de almohadillas eléctricas resultan ser grandes compañeras al momento de dormir porque mantendrán tu colchón caliente. Estos modelos, orientados más a la denominación de “manta eléctrica”, suelen ser más amplios que aquellos destinados a ser usados en zonas corporales para que así puedan cubrir una porción importante del colchón.
  • Las almohadillas eléctricas pueden requerir de un cable de corriente que las energice continuamente si no cuentan con una reserva energética propia. Este tipo de almohadillas son más restrictivas que los modelos autónomos, porque limitan el área de uso a aquella donde se encuentre cerca un enchufe.

Las mejores Almohadillas Eléctricas calidad-precio

A continuación, vamos a ofrecerte algunos ejemplos de las almohadillas eléctricas para lumbalgia o cualquier otro padecimiento que puedes encontrar en el mercado. Hacemos esto con el objetivo de que veas por ti mismo, las semejanzas y diferencias entre distintos modelos en rasgos diferentes. Puedes guiarte de los siguientes productos que vamos a especificar para que identifiques por tu cuenta cuál sería la almohadilla que se ajusta mejor a tus necesidades y gustos personales.

Bosch Relaxx Therm L

Uno de los productos que marca tendencia en el mercado de las almohadillas eléctricas. Calienta en un lapso relativamente corto, pero además, lo hace en base a un consumo realmente reducido de energía. Al encenderla puede gastar aproximadamente 100 vatios. Sin embargo, esta medida se ajusta exclusivamente a los primeros segundos de haberla encendido, ya que posteriormente ajusta su consumo a un intervalo de entre 50 y 60 vatios. El Bosch Relaxx Therm tiene un sistema de apagado automático que desactiva la almohadilla a los noventa minutos de haberse empezado a utilizar.

La almohadilla eléctrica lumbar cuenta con tres niveles de temperatura, y todas reparten el calor en forma homogénea. Esto es ideal para tratar zonas específicas del cuerpo, como los riñones, el vientre, y las cervicales. Sus medidas oficiales son de 38 centímetros de base y 32,5 de altura. Es una opción fácil de transportar, además, por sus novecientos gramos de peso.

Bosch Pfp5030

Otro producto de Bosch. Tiene un sistema que puede repartir el calor emitido de forma uniforme, una funcionalidad infrecuente entre los productos de su clase. Al igual que el otro producto de la marca que reseñamos aquí, cuenta con tres niveles de temperatura completamente ajustables, y, también como el otro modelo de la marca, su sistema de apagado entra en acción a los noventa minutos de haberse encendido la almohadilla. Está especialmente dirigido al área cervical y a la columna. Como consecuencia de esto, la almohadilla eléctrica cervical Bosch incluye bandas elásticas destinadas a adherirse al área cervical, así como a la columna. Su funda exterior es de algodón, el contacto será suave.

De 40 cm de ancho y 56 cm de largo, su cable de conexión energética tiene una longitud de tres metros para ofrecerte la mayor libertad de movimiento posible. Ofrece una potencia de 60 vatios.

Beurer HKM500

El modelo cuenta con una cinta ajustable al nivel del abdomen, además de un cierre de velcro en el cuello que le provee firmeza. Esta almohadilla está especialmente diseñada para personas con problemas cervicales y dorsales, es decir, tiene una orientación médica. Una de sus grandes ventajas es que tiene nada menos que seis niveles de temperatura, el doble del máximo que hemos revisado en esta guía. Su sistema de calentamiento es extremadamente rápido. Como muchos modelos, cuenta con un sistema de apagado que opera a los noventa minutos o, en su defecto, cuando los sensores del propio dispositivo detectan un grado de calor superior al estrictamente necesario.

Blanda, flexible, suave, y esponjosa. Está elaborada de microfibra de felpa. Es fácilmente lavable ya que su cable de alimentación es extraíble. Mide 62 cm de largo x 42 cm de ancho, y trabaja con 100 vatios de potencia regulable.

Características a evaluar

Zonas destinadas a cubrir

Evalúa cuál o cuáles partes de tu cuerpo son susceptibles a enfriarse más que otras. Después de hacer esto, habrás descartado una gran cantidad de alternativas que no hubiesen sido útiles para lo que quieres. Si tus pies se enfrían con una frecuencia inusual, ya sabes que tienes que concentrarte en almohadillas eléctricas cervicales de dimensiones reducidas.

Longitud del cable de energía

El cable de energía va a determinar en qué sitios podrás colocarte en relación directa con un enchufe; ellos son uno de los aspectos más limitantes de las almohadillas eléctricas porque prácticamente, te obligan a rondar ciertas zonas de la casa para que las almohadillas estén operativas. En la medida de lo posible, opta siempre por alternativas inalámbricas, porque efectivamente existen.

Necesidad de uso

Quizás, solo quizás, estés buscando el objeto inadecuado. Recuerda que la razón de ser de las almohadillas es protegernos del frío y calentarnos. Sabemos que una almohada eléctrica cumple esta exigencia a la perfección. Sin embargo, este fin también lo puede cumplir una almohadilla común y corriente que muy probablemente ya tengas en casa. Si es así, a lo mejor deberías abstenerte de adquirir una eléctrica, que puede significar un gasto muy importante para tu bolsillo.

Opiniones de otros usuarios

Si tienes amigos que hayan comprado almohadillas eléctricas, pregúntales por su opinión y su experiencia de usuario. Ellos pueden ofrecerte una perspectiva con la cual a lo mejor no cuentes, perspectiva que puede nutrir la tuya, así como tu propio criterio de comprador. Por otro lado, sabes que en la red existen varias páginas hechas por usuarios expertos o aficionados, destinadas a realizar revisiones sobre productos comprados. Todas las opiniones merecen ser leídas, pero no todas las opiniones son válidas según los valores apliquemos. Aprende a diferenciar opiniones “basura” de aquellas genuinas y sustanciosas.

Recomendaciones de Uso

  • Si tu almohadilla viene incluida con funda, lávala en periodos no muy distantes entre sí. En periodos de máxima actividad, nosotros recomendamos hacerlo una o dos veces cada dos semanas. En cambio, si no eres un usuario asiduo, con que lo hagas dos o tres veces por mes estarás más que hecho.
  • Jamás sacrifiques tu comodidad por las exigencias técnicas del producto. Si el lugar donde planeas usar con mayor frecuencia tu almohadilla eléctrica no se encuentra cerca de algún enchufe, no cambies tu posición. En vez de esto, considera alternativas que, a) ofrezcan cables de energía lo suficientemente extensos para que puedas ubicarte en tu sitio de preferencia sin correr el riesgo de desenfuchar el producto, o b) toma en cuenta almohadillas eléctricas de fuentes de poder internas. Éstas últimas pueden ser un poco más caras.
  • Apaga inmediatamente el producto si notas que empieza a calentarse más de lo que debería. Revisa posteriormente su superficie para comprobar si hay aberturas o desperfectos visibles. Si no es así, no intentes manipular el producto.
  • No utilices almohadillas eléctricas en las partes corporales donde no están destinadas a usarse. No van a funcionar tan bien como deberían, y vas a desilusionarte por un rendimiento que, en realidad, será bajo de base porque el objeto no estará principalmente dedicado a esa área. Es un desempeño falso.

Preguntas Frecuentes

  • ¿Cuáles son las ventajas que espero de una almohada eléctrica que no pueden ser ofrecidas por una almohadilla común?
  • ¿Cuáles serán las zonas de mi cuerpo que quiero atender con mi almohadilla eléctrica?
  • ¿Qué sitios de la casa son los más aptos para el uso de la almohadilla en cuanto a la disponibilidad de fuentes de energía externas?

Opinión final

Como hemos revisado, las almohadillas eléctricas son realmente prácticas y eficientes al momento de conservar la temperatura de diferentes partes de nuestro cuerpo. Sin embargo, no deben ser usadas en exceso ya que puede ser comprometida la integridad tanto del producto como la nuestra. Es por eso por lo que, aparte de lo expuesto inmediatamente arriba, recomendamos que las almohadillas eléctricas sean utilizadas en ambientes frescos o fríos, en orden de que temperaturas altas no perjudiquen los circuitos lógicos. Esperamos fervientemente que esta guía haya sido de tu agrado.

Última actualización el 2020-02-24 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

¿Qué estás buscando?