Saltar al contenido

El mejor drone del mercado según la relación calidad-precio

Lo que en principio se pensó como tecnología militar, hoy en día tienen multitud de usos para la sociedad que van desde el entretenimiento hasta la vigilancia o incluso el cine, y esto es la pregunta que debemos hacernos antes de adquirir un drone; ¿Para qué lo queremos?

La tecnología de estos drones o cuadricópteros ha evolucionado mucho y ahora los tenemos para todos los bolsillos, desde pequeños drones muy económicos para volarlos en casa o en un parque y entretenernos hasta drones algo más sofisticados, dotados de cámaras para realizar grabaciones y luego están los drones profesionales, con una precisión y estabilidad perfecta y la mejor calidad de imagen en sus cámaras, usados por cineastas para los rodajes de sus películas.

¿Cómo saber cuál es el mejor drone del mercado?

A continuación vamos a enseñarte tres modelos de cuadricópteros de diferentes categorías: un modelo económico pensado para el entretenimiento y las personas que quieren iniciarse en el mundo de los drones, otro algo más sofisticado con cámara para los iniciados que buscan algo más de calidad y un modelo profesional para los que necesitan las mejores prestaciones para su trabajo.

Cuadricóptero Syma X5C-1

Partimos de la base de que, si estás leyendo este artículo, es porque ya tienes unas nociones básicas sobre el manejo de drones y quieres ampliar tu información y conocimientos para saber cuál debes adquirir. El primero que te enseñamos es un modelo que ronda los 40 – 50€ de precio con una relación calidad-precio inmejorable, pero hay que aclarar que no lo recomendamos como un primer dron.

Para eso hay modelos más económicos que no nos dolerán tanto si lo rompemos en los primeros vuelos, ya que en las primeras veces que volemos un cuadricóptero es casi seguro que se lleve muchos golpes hasta que consigamos hacernos con el control y la estabilidad del aparato.

Dicho esto, pasamos al análisis del Syma X5C-1, uno bastante completo que trae cámara incorporada. Muchos drones están preparados para adaptarles una cámara pero dependiendo del modelo y de la cámara, ésta puede desestabilizar al dron.

El Syma X5C-1 lleva una cámara HD con resolución de 1280 x 720 incorporada en el cuerpo del mismo, lo que no afectará en absoluto a su vuelo y estabilidad. Además incluye una tarjeta Micro SD de 2 Gb de capacidad que nos permitirá grabar vídeos de hasta 30 minutos y la cual podemos introducir por una ranura y acceder a ella fácilmente sin tener que desmontar nada.

Nota
En cuanto al sonido, la cámara cuenta con un micro pero resulta un poco inútil ya que el 90% del ruido que captará es el de los cuatro motores y el aire, lo cual resulta bastante molesto en la reproducción del video, es decir que a efectos prácticos es como si no tuviera micrófono.

 El Syma X5C-1 cuenta con un giroscopio de 6 ejes lo que le otorga una estabilidad y una libertad de movimiento de 360º.

Con una batería de Li-po de 3.7V y un peso de algo menos de 1 Kg garantizan una fluidez de movimiento muy buena. Estas baterías, como todas las de este tipo de cuadricópteros, son muy potentes y ligeras, por lo que el tiempo de vuelo se estima entre los 5 y 8 minutos, lo que puede parecer algo corto a priori. Por suerte, estas baterías son baratas y por poco dinero podemos tener varias baterías de repuesto para ir intercambiando y garantizar un buen rato de vuelo. El tiempo de carga suele estar entre una hora u hora y media.

Con respecto al control remoto nos encontramos con un mando sólido y robusto, muy cómodo en la mano y con una pantalla LCD que nos indicará el nivel de batería y los distintos modos de vuelo. Entre las palancas de control y dirección encontramos también botones para el control de las luces y sus funciones de iluminación y también un botón para iniciar la grabación y las fotografías.

Si tuviéramos que citar alguna característica negativa diríamos que es un modelo ligero, lo que significa que no es muy resistente. Además, a diferencia de otros modelos, las hélices no llevan una protección por lo que debemos tener especial cuidado, sobre todo al volar en espacios cerrados, de no chocarlo contra paredes o techos.

Como mencionamos al principio, este modelo de cuadricóptero no es apto para principiantes ya que por su fragilidad, requiere de cierta práctica y destreza a la hora de pilotarlo. Salvando este detalle y el mencionado anteriormente del sonido del micrófono, de resto tenemos un dron de bastante calidad y muy completo, con cámara HD integrada y a un precio inmejorable. Sin duda una muy buena elección.

Cuadricóptero EACHINE E52

El siguiente es un modelo más compacto que el anterior pero tiene una característica peculiar que nos encanta, y es que al igual que el anterior también está equipado con una cámara de alta definición pero con la diferencia que es una cámara WiFi. ¿Qué significa esto? Pues que podemos ver todo lo que recoge la cámara del dron a través de nuestro Smartphone a tiempo real.

El EACHINE E52 viene con un adaptador en el control remoto para que podamos acoplar nuestro Smartphone y controlarlo a través de una aplicación, la cual podremos descargar de forma gratuita y tener en el control remoto nuestro móvil donde podremos modificar distintas opciones  del cuadricóptero como su calibración, sus diferentes modos de vuelo o el control del video y las fotografías. Pero sin duda lo que más nos ha gustado ha sido la sensación de poder ver lo que el dron está viendo en primera persona y a tiempo real.

Es realmente como estar conduciendo el dron desde dentro, sensación que se multiplica por 1000 si tu móvil es compatible con gafas de realidad virtual, lo que te garantiza una experiencia única y divertidísima.

Nota
En cuanto a las características del dron, como ya hemos dicho es un dron más compacto y ligero, lo que proporciona mejor manejabilidad y fluidez durante el vuelo.

Una batería de Li-Po de 3.7V a 5000 mAh alimenta los 4 motores y dará más estabilidad al ser un cuadricóptero muy ligero (menos de 500g de peso). El tiempo de duración de carga completa es alrededor de una hora y tiene capacidad para unos 8 o 10 minutos de vuelo ininterrumpido, independientemente de si está grabando o no.

Cuenta con 3 modos de vuelo con diferentes velocidades y sensibilidad. El EACHINE E52 cuenta con un giroscopio de 6 ejes. Es un dron muy cómodo de pilotar y con un vuelo muy estable. Entre sus funciones tiene el modo “vuelta a casa” que consiste en que al activarlo, el dron regresará solo a la ubicación del control remoto. También cuenta con luces LED para vuelos nocturnos y mayor visibilidad.

Como contrapunto diremos que las hélices no están protegidas por lo que cualquier golpe puede dañarlas con relativa facilidad. Al ser un cuadricóptero ligero y de tamaño reducido, la robustez y resistencia no son su punto fuerte. Aunque esté fabricado de un plástico de buena calidad, si somos primerizos en su manejo y le damos bastantes golpes es muy probable que el dron sufra daños, por lo que éste tampoco es un modelo adecuado para ser un primer dron.

Por lo demás, el EACHINE E52 nos parece una elección más que correcta ya que por algo más de 40 € tenemos un dron de calidad, con vuelo estable y con cámara WiFi. La diversión está asegurada.

Cuadricóptero DJI Phantom 3 Standard

El dron DJI Phantom 3 Standard es un dron profesional, es decir, aunque los habrá que lo adquieran por hobbie y entretenimiento, es un dron pensado con fines profesionales. No es un cuadricóptero precisamente barato por lo que lo normal es querer amortizarlo y sacarle partido con algún tipo de servicio.

Los DJI Phantom son bastante conocidos ya que han sido usados en cine, fotografía y en servicios de vigilancia. Hablamos de cuadricópteros altamente sofisticados con muchísimas características y funciones, con gran autonomía y muchas opciones de seguridad.

Funciona con baterías de Litio mucho más potentes que las de los modelos nombrados con anterioridad que lo dotan con un tiempo de vuelo de hasta unos 25 minutos de forma ininterrumpida. Podremos ser conscientes en todo momento de la batería que le queda al dron y la autonomía restante, basándose en la distancia recorrida y la altitud de éste.

Nota
En cada uno de sus brazos tiene unas potentes luces leds que ayudarán en los vuelos con condiciones de visibilidad reducida y además nos servirán de referencia en todo momento para saber la orientación del dron.

Las posibilidades de configuración y calibración son casi infinitas; el Phantom 3 Standard establece un límite de distancia el cual no podrá sobrepasar, garantizando siempre que el dron volverá a su destino y nunca se quedará a medio camino. Su rango de acción es de unos 500 metros y unos 70 de altitud. Además cuenta con un sistema de localización GPS que envía a tu Smartphone su ubicación actual en tiempo real.

Todo esto lo podremos configurar fácilmente desde la aplicación para dispositivos móviles DJI Go.

Este dron con cámara posiblemente el más estable del mercado; una vez dejas de enviar órdenes y tienes el dron justo donde quieres, éste se quedará estático en el lugar manteniendo altitud y posición y garantizando así unos planos fijos con gran precisión. La rótula de estabilización en 3 ejes que mantiene la cámara de tu Phantom 3 Standard ofrece una secuencia de vídeo estable en cualquier momento, sin vibración y con bastante fluidez en las transacciones.

Con respecto a la cámara, graba videos en 2.7K, lo que es igual a casi 3 veces más que la claridad de una televisión de alta definición y a una velocidad de 30 fotogramas por segundo a un máximo de 40Mbps. Podrás grabar a 1080p HD con una calidad de detalle increíble.

Sin duda un dron infalible y bastante completo para no ser de la gama alta de DJI Phantom (su precio es de algo más de 600€. Los de gama alta superan los 2000€ fácilmente), pero no deja de ser un compañero ideal en según qué trabajos en los que si sabemos sacarle todo el partido, nos proporcionará unos resultados increíbles.

[Total:1    Promedio:3/5]