Saltar al contenido

Comprar el mejor cargador de pilas del mercado según su calidad y precio

cargador de pilas

En todos los hogares hay muchos objetos que requieren de pilas para su funcionamiento: mandos, relojes, reproductores de música portátiles… y a todos nos fastidia cuando las pilas se agotan y tenemos que comprar pilas nuevas para reponerlas. Si esto te pasa a menudo, ¿Por qué no comprar un cargador de pilas para ahorrarte esos paseos a la tienda y el coste de unas pilas nuevas?

A continuación te dejamos una comparativa para que puedas decidirte por qué cargador de pilas aa y aaa puedes comprar y que, combinado con unas pilas recargables de calidad, te olvides de las pilas convencionales.

¿Cuáles serían los mejores cargadores de pilas recargables?

Es muy difícil determinar cuál sería el mejor cargador de pila y en base a qué haríamos esa afirmación ya que la función de un cargador de esta categoría es intrínsecamente cargar pilas recargables. Hay algunos modelos que cargan más rápido pero la duración de la batería es menor, otros que cargan varios tipos de pilas recargables y algunos que tienen función de carga y descarga. Nosotros hemos seleccionado 3 modelos que pensamos son los mejores situados en cuanto a prestaciones, opiniones de los usuarios y relación calidad precio.

Calidad y precio en un sol modelo: el EBL 808A

Este cargador de pila recargables tiene capacidad para cargar hasta 8 pilas de tipo AA o AAA al mismo tiempo, lo cual le da ventaja con respecto a otros modelos ya que lo habitual suele ser capacidad para 2 o 4 pilas. Esto aporta una gran ventaja ya que podemos estar surtidos de pilas cargadas durante muchísimo tiempo. Pero la cosa no acaba ahí; el EBL 808A está diseñado para ofrecer unas cargas de pilas superiores a los 1200 ciclos, manteniendo un 75% de capacidad incluso 3 años después de su último uso.

Su capacidad de función AC es de 100-240 voltios, lo cual es ideal ya que podremos llevarlo y usarlo en nuestros viajes a otros países sin preocuparnos por el voltaje. La salida es de 2.8V DC lo que implica que el tiempo de carga sea menor. Cuenta con un indicador LED individual para cada pila el cual permanecerá encendido de color rojo cuando éstas estén en proceso de carga y se apagará cuando la pila esté cargada.

Además cuenta con un diseño curvo, lo que hace que quede un espacio para la ventilación y el aparato quede menos expuesto al sobrecalentamiento.
Cuenta con un sistema que deja de cargar automáticamente cuando el voltaje llega a 3,4v por lo que el sobrecalentamiento no es algo que deba preocuparnos.

El EBL 808A es ideal para aquellas familias con muchos miembros que precisan tener pilas cargadas en determinados momentos y no quieren quedarse sin ellas ni tener que estar constantemente yendo a comprarlas.

Si tenemos que mencionar alguna desventaja diríamos que el sistema de carga va por circuitos paralelos, lo que implica que tengamos que cargar las pilas siempre en números pares, es decir, dos, cuatro seis u ocho a la vez y nunca un número impar. Esto es una nimiedad por ponerle alguna pega, la cual pensamos que ningún usuario vaya a descartar la elección de adquirir el EBL 808ª por este motivo, pero queremos reseñar todo lo que sea posible para darles el mayor número de detalles a nuestros lectores.

Tan económico como útil: el Powery LA – A200

Un cargador de pilas recargables más pequeño que el anterior, con capacidad para cuatro pilas estándar del tipo AA y AAA, tanto de NiCd como de NiMH.

El cargador Powery LA – A200 dispone de cuatro bahías individuales para cada pila y una pantalla LCD que nos dará información sobre el estado de las pilas, tal como la intensidad, la tensión, el estado del proceso de carga, la resistencia interna y el tiempo restante hasta la carga completa. Esto se controla con un microprocesador que además cuenta con protección contra sobrecalentamiento.

Entre sus funciones están el modo de carga (obviamente), un modo de descarga, un modo Refresh mode, que prolonga la duración y vida de la pila y el modo de comprobación, que nos dirá en qué estado se encuentran las pilas.

En cuanto a los datos técnicos destacamos una tensión de carga de 1,48V DC con una corriente de carga ajustable que va desde 200mA hasta 1000mA.
Cuenta también con salida USB de 5V DC y 1000 mA, la cual nos  salvará la vida en muchas ocasiones para cargar numerosos aparatos que requieren de conexión USB para cargarlos (teléfonos móviles, tablets, etc)

El Powery LA – A200 es un cargador de pila aaa más sofisticado que el anterior, pues cuenta con más funciones a parte de la carga habitual. No tiene capacidad para 8 pilas como el anterior pero las funciones del Refresh hacen que sea un cargador muy interesante, ya que puede resucitar pilas antiguas que no se usan desde hace mucho tiempo, lo que una verdadera inversión que según las opiniones de los ya usuarios ha sido todo un chollo.

El mejor en cuanto a calidad y precio: Powerex MH-C204W

El cargador  Powerex MH-C204W es un cargador más ligero que los anteriores (apenas 100 gramos) lo que lo hace ideal para llevarlo en los viajes, pues a diferencia de otros modelos, éste no requiere de transformador externo  y además puede ser usado en cualquier red eléctrica de otros países.

Cuenta con cuatro bancos de carga para pilas estándar AA y AAA y dos programas diferentes: Carga rápida y recuperación de baterías.
Incorpora un microprocesador desarrollado por Maha de 5ª generación por el cual las baterías se cargarán a su máxima capacidad sin riesgo de sobrecarga. Este microprocesador asegura y prolonga la longevidad de las baterías, pues aplica sólo la carga necesaria para cada una de ellas y le da la cualidad de “cargador inteligente”.

El modo de carga rápida hace posible que en sólo una hora puedas tener cargadas completamente dos pilas recargables tipo AA o AAA o en dos horas cuatro pilas AA o AAA. Debemos tener en cuenta que estos tiempos son orientativos, pues variarán dependiendo del estado y capacidad de las pilas.

El modo de recuperación de baterías que incorpora el cargador aplicará un ciclo automático de descarga profunda y recarga completa, volviendo a poner en un estado óptimo tus baterías recargables.

Este cargador de pilas recargables es perfecto para hogares y además será un compañero de viaje ideal ya que por su peso y dimensiones irá perfectamente en cualquier bolsillo o maleta y nos garantizará el no quedarnos sin baterías allá donde vayamos. Por algo menos de 30€ es una oferta que va acorde acon la relación calidad-precio del dispositivo, por ello, lo consideramos una elección más que apropiada para olvidarnos del problemas de las pilas gastadas durante muchísimo tiempo.

¿Es recomendable comprar un cargador inteligente?

La respuesta es sí. Estos cargadores de pilas inteligentes tienen la misma función que uno  normal y corriente, con la salvedad de que éstos también tienen la capacidad de regular sus funciones y percatarse de posibles fallos en el estado de las pilas.

Trabajan con un detector de calor que hace que se detenga o disminuya el flujo de carga de electricidad cuando capta un incremento térmico. Suelen contar con pantallas de visualización de carga independientes para cada batería. Detectan las pilas defectuosas, la descargan por completo para luego volverlas a cargar del todo y evitar el efecto memoria. Hablando a groso modo, podríamos decir que “resetean” las pilas. Además también son capaces de trabajar con diferentes velocidades de carga.

Por lo general, las pilas recargables se recargan mejor a velocidades lentas, pero hay veces en la que no disponemos de ese tiempo y acudimos al modo de carga rápida. Con estos cargadores de pilas inteligentes no debemos preocuparnos por deteriorar las pilas usando el modo de carga rápida ya que suelen alargar la vida de las baterías e incluso son capaces de restaurar pilas antiguas que ya considerábamos inutilizables.

Son muchísimas las ventajas de los  cargadores de pilas inteligente, por ello no puede faltar en tu hogar o negocio si tieness mucha dependencia de aparatos que precisan baterías. Notaréis un ahorro sustancioso a largo plazo.

Ventajas y desventajas de las pilas recargables

No todo iba a ser perfecto; las pilas recargables tienen muchas ventajas con respecto a las pilas alcalinas convencionales, pero también tienen algún que otro inconveniente.

VENTAJAS

  • Su precio: aunque en principio su coste inicial sea más elevado que las pilas convencionales, con pocos usos que le demos ya las tendremos más que amortizadas. Además, si las compramos de gama alta su duración y rendimiento será mucho mayor, por lo que pasará muchísimo tiempo antes de que volvamos a comprar pilas.
  • Son más ecológicas que las convencionales: generamos menos residuos contaminantes dado que no es necesario llevar las pilas gastadas a un punto de reciclaje, lo que supone también un ahorro en desplazamientos y transportes, tanto a la tienda como al punto de reciclaje.
  • Las tenemos siempre a mano: si nos quedamos sin batería en algún aparato es tan fácil como ponerlas a cargar y listo. En poco tiempo tendremos las pilas listas y sin salir de casa. Eso sí, conviene tener siempre un juego cargado para estos casos.

DESVENTAJAS

  • Por lo general suelen tener menor capacidad de carga y por tanto de duración que una pila alcalina convencional. Normalmente entre un 50% y un 80% de la capacidad de una pila convencional de calidad.
  • Su tensión es menor que las baterías convencionales. Las pilas recargables tienen 1,2V mientras que las alcalinas poseen 1,5V. A priori no es un problema muy grande ya que prácticamente ni lo notarás, pero hay aparatos más complejos que exigen un voltaje y una tensión concreta y aquí sí podemos notarlo.
  • Se descargan solas con el tiempo: una pila recargable que esté cargada en su totalidad se descargará por completo en cuestión de un par de meses en desuso. Esto nos obliga a tener cierta previsión de carga de varios juegos cargados recientemente para nunca vernos desprovistos.
  • Aunque son recargables, no son infinitas, se acaban deteriorando tras muchas cargas: demás su deterioro es progresivo e irás notando que su duración y potencia cada vez es menor. No obstante, suelen durar más de 100 cargas las de gama media, lo que te garantiza que pasará mucho tiempo hasta que compres nuevas pilas.
[Total:2    Promedio:3.5/5]